Centenarios de los nacimientos De Dª. Concha Piquer y Rafael De León Y una biografía.

9 de April del 2017

En 2006 se cumplieron 100 años del nacimiento de la mítica cantante y artista DOÑA CONCHA PIQUER y en este 2008 también se cumplen 100 años del nacimiento de RAFAEL DE LEÓN (ver poema más abajo)

EMI CAPITOL, en diciembre de 2006, rindió un Homenaje en la Sociedad General de Autores de Madrid (SGAE) a DOÑA CONCHA PIQUER, en el que anunció la presentación de una ANTOLOGÍA DE 100 de sus mejores canciones (5 CD´s), así como un doble CD con 24 canciones interpretadas, alternativamente, por la desaparecida DOÑA CONCHA PIQUER y por su hija CONCHA MÁRQUEZ PIQUER. Tanto la ANTOLOGÍA como el citado doble CD siguen a la venta.

Este último CD incluye dos temas - “LA RUISEÑORA” y “EN TIERRA EXTRAÑA” – en el que ambas cantan al alimón. Los CD´s también incluyen un DVD con fotos y entrevistas a DOÑA CONCHA PIQUER y actuaciones de CONCHA MÁRQUEZ PIQUER, en ese programa “CANTARES” y en un especial de TV grabado en la cadena CANAL NOU de Valencia. Junto a este último CD, en el cuadernillo interior, va la siguiente carta escrita por CONCHA MÁRQUEZ PIQUER a su madre que reproducimos por su interés:

Querida mamá:
                         Ya se cumplen cien años desde ese 8 de diciembre de 1906 en que, como recordarás, al campanero del Micalet - ¡qué culpa tendría el pobre hombre! - le partió un rayo, el día de tu venturosa llegada a este mundo. Como sabes, el hecho de que te retiraras en Isla Cristina, a tus 50 años, recién cumplidos, ese 13 de enero de 1957, y que, desde entonces, permanecieras calladita en tu casa del segundo piso de la Gran Vía, nº 78, sin conceder entrevistas ni hacerte notar, no impidió que el día 12 de diciembre de 1990 - nada menos que 33 años después - esa calle se llenara de gente que te añoraba, que te quería y que eligió estar allí para despedirte en el tránsito hacia ese otro lugar donde, desde entonces, tienen la suerte de compartir tu presencia papá, Rafael de León, Juan Solano, el Maestro Quiroga y tantos otros…

Siempre fue un sueño mío – aunque nunca te lo dije - poder cantar al alimón contigo, quizás en un concierto… Y, mira por dónde EMI CAPITOL me brinda ahora la oportunidad de presentar canciones con tu magnífico modo de “decir”… junto a otras, también tuyas, aunque cantadas por mi, en los dos CD´s que ahora se presentan con el título "CIEN AÑOS". Incluso el poder cantar en uno de ellos, al alimón contigo, el tema de "LA RUISEÑORA". En principio, tengo que pedirte disculpas por mi atrevimiento de cantar algunos de los versos que tú hiciste eternos en tu voz, en ese magnífico tema. Perdona si no estoy a tu altura… Aunque, para mi tranquilidad, siempre recuerdo tus palabras en esa única entrevista que concediste a TVE, en el programa “CANTARES”, en el 79, en la que me echabas flores y decías que yo podía cantar, tanto canción española, como comedia musical o cualquier otro tema y que “estabas orgullosa  de  haber  parido  a  una gran artista”. Gran artista - para mi, la mejor que ha dado este país en canción española - has sido, sin duda, tú. Y no soy yo sola quien lo dice, cegada por la pasión. Ahí está, para demostrarlo, la respuesta de mi adorado Rafael de León que, cuando le preguntaron por ti, dijo: “… primero está La Piquer, después el mar…, y luego todas las demás”.

Dile, por favor a MANUEL PENELLA y a RAFAEL DE LEÓN - que, seguramente, estarán “a tu vera” - que perdonen mi atrevimiento al cambiar algunos de los versos en las canciones “EN TIERRA EXTRAÑA”, en “CONCHA PIQUER” y en “LA RUISEÑORA”… Si lo hice fue para que no hubiera equívocos cuando puse mi voz sobre esas canciones, en las que me refiero a ti cuando, en ellas, tú, lógicamente, te refieres a ti misma. Puedo asegurarte que he cantado esos temas con el calambre interior que me producía estar interpretando temas de esos dos genios - así como de nuestro admirado y querido JUAN SOLANO - a los que tú diste voz y consecuencia.

Te diré, mamá, que desde que te fuiste, este país ha cambiado mucho. Yo no digo si ha sido para bien o para mal, pero ha cambiado. Lo que no ha cambiado, puedo asegurártelo, es la devoción de tu público hacia ti. Un día dijiste en el citado “CANTARES” que a ti, durante tu vida artística, “no te había pisado el poncho nadie”. Pues bien, yo estoy en condiciones de afirmar que, a día de hoy, tampoco nadie te lo ha pisado. No ha surgido nadie que fuese capaz de cantar tus canciones mejor que tú. Nadie. Nadie ha logrado dar en tus temas el “pellizco” del cante, ese “duende” del que hablaba RAFAEL DE LEÓN en el magnífico poema que te escribió cuando iniciaste una de tus “tournés” por América. Y, desde luego, habrá cambiado el país, habrá cambiado el gobierno, les habrán salido nuevas plumas a todos los ruiseñores del mundo, pero lo que, desde luego no ha cambiado, es el profundo amor, admiración y respeto que siempre te tuve y que te sigo teniendo. TU HIJA.

POSTDATA: A propósito, hablando de “LA RUISEÑORA”, me gustaría que le dijeses a RAFAEL que en vuestro tiempo, ese poema de amor y celos tenía un desenlace que, hoy día, ninguna discográfica se hubiera atrevido a publicar… Me refiero a lo que dice La Ruiseñora cuando está agonizante… “Tenerle, por Dios, clemencia / piedad tenerle los jueces / que yo le di la licencia, para matarme cien veces”. No, mamá, hoy día el personal está muy sensibilizado hacia la violencia de género. No sabes la de cosas que están pasando. Aún más, mucho más que en tus días. Una mujer que se ha rendido por amor, que no ha cometido ninguna falta, ante su verdugo, jamás hubiera dicho eso. Más bien diría – y estoy segura de que hoy Rafael hubiera escrito algo así -  “Que no le tengan clemencia / y que le juzguen los jueces / que él no tenía licencia / pa matarme por quererle”.

También se está negociando con TELEVISIÓN ESPAÑOLA, la realización de una serie para televisión, de dos capítulos, que será una biografía profesional y personal de DOÑA CONCHA PIQUER.

Este proyecto ya cuenta con un guión del prestigioso guionista y director, José Ramón Larraz y está siendo negociado por la productora valenciana GRANOTA GROGA, radicada en Alzira.

POEMA INÉDITO que RAFAEL DE LEÓN escribió a CONCHITA PIQUER en MADRID,
a 25 de Agosto de 1944, rumbo a América.

Ya está lleno de sellos el blanco pasaporte
y tomadas las huellas y acabado el vestido.
Ya la guitarra sueña bajo su funda verde
un valvén de océanos con repiques de espuma.
Todo está listo, todo. El adiós, los recuerdos,
la mirada al espejo, el azul telegrama
y la Salve a la Virgen de los Desamparados;
que un viaje es igual que una pequeña muerte.

Todo lleva su número, su etiqueta, su guía;
encaje, peina, gasa, chapin y terciopelo...
Pero hay cosas que quedan fuera de tu equipaje
para las que no encuentras estuche ni acomodo.

Son el "duende", el suspiro, el "pellizco" del cante,
el montón de limones de tu voz derramada,
el temblor de abanico con que velas el llanto
y esa luna de pena que en las manos te nace.

No hay barco que soporte tanto lastre de ensueño,
ni cerrojo que guarde ademán y sonrisa;
esas cosas tan tuyas que no admiten controles
y se escapan contigo burlando las fronteras.

Quiero darte un consejo; cuanod estés en cubierta,
haz que los marineros te velen la garganta,
para que las sirenas no se mueran de envidia
y te roben la voz al filo de la noche.

Adorada madre:
(…) No soy –lo sabes-, ni he sido ni seré nunca sirena que se muera de envidia, sino quien vive con el orgullo de haberte oído cantar desde el mejor palco. Desde dentro de ti. Siempre digo que yo te he oído cantar todo tu repertorio en la primerísimo fila de tu espléndido interior… como también, más tarde, te vi llorar de alegría ante mi primera risa de niña… ¿te acuerdas?, cuando me quedaba dormida entre tus brazos mientras me cantabas… ¡Qué privilegio!
Por eso no es mérito que pueda yo hoy cantar tus canciones. Es tan sólo, una consecuencia.
Todo en mi lleva “tu número”, “tu etiqueta”, “tu guía”… Y también, espero, las cosas que quedaban “fuera de tu equipaje”: el “duende”…, el “suspiro”…, el “pellizco del cante”…
Yo sé que cuando canto, es tu casta la que canta en mí, quizás porque jamás niña alguna tuvo canciones de cuna mejor cantadas. Creo que ahí empezó el eco que hoy se convierte en este cantar. En este cantarte a ti, la mejor madre que yo hubiera podido soñar.

TU HIJA.